Organizar eventos en entornos rurales es una tendencia y, de hecho, la demanda de las empresas para planificar sus reuniones en plena naturaleza está creciendo.

Sacar a los empleados fuera de las oficinas para celebrar reuniones o jornadas en equipo es una técnica cada vez más utilizada por las empresas. Los grupos de trabajo se trasladan a grandes hoteles o edificios cosmopolitas para asistir a un congreso, participar en actividades de team building o escuchar ponencias relacionadas con su día a día, entre otros ejemplos.

Un lugar idílico

¿Te imaginas, no obstante, que estos eventos se desarrollaran en espacios bucólicos, campestres y rodeados de naturaleza? Hace apenas 10 años esta opción era impensable, pero hoy día no son pocos los establecimientos rurales que acogen reuniones, conferencias o celebraciones. Esta nueva tendencia es lo que se ha bautizado como Rural Meeting

Además, la demanda de las empresas para planificar encuentros en estos rincones de la naturaleza está creciendo, y lo hace a pasos agigantados. Y es que los lugares rústicos son el enclave perfecto para romper con la rutina, ya que aquello que pueden ofrecer hoy día nada tiene que ver con lo que hasta ahora estábamos acostumbrados.

El rural meeting deja a un lado los espacios modernos de grandes dimensiones para dar paso a extensos campos, edificios históricos de construcción centenaria, estancias más íntimas y actividades rodeadas de la naturaleza más acogedora. ¿Suena genial verdad? Pues sus beneficios van mucho más allá.

 

Los beneficios del rural Meeting

Ambiente bucólico, que se aleja de lo habitual y, por tanto, rompe por completo con los hábitos diarios, circunstancia perfecta para aquellos eventos cuyo objetivo sea la desconexión.

Team Building

Team Building

Las reuniones se pueden enriquecer con actividades de team building con los trabajadores, con el objetivo de fortalecer el sentimiento de equipo y pertenencia, cuyos resultados incidirán directamente sobre la cultura empresarial de la compañía.

La apuesta por la técnica del storytelling en las reuniones, ya que un entorno rural multiplica las posibilidades para tener un hilo conductor a partir del cual desarrollar el contenido del encuentro como si de un cuento se tratara.

El ahorro de costes debido al menor presupuesto que reclaman los hoteles rurales frente a los urbanos, sobre todo porque las instalaciones son más pequeñas y el equipo humano, más reducido.

Si estás buscando un entorno único para tu evento de empresa, ¡escríbenos!

 

Raimon Olivella
Propietario de Masía Olivera