El celler de l’Olivera

Antiguamente, este alojamiento rural era la bodega de la Masía, hoy reconvertida en una casa de turismo con mucho carácter.

En la planta baja dispone de cocina completamente equipada, y en la planta superior, sala de estar, baño y 2 habitaciones dobles, una de ellas con cama de matrimonio y otra con literas.

Destaca el exterior con un amplio jardín privado, con barbacoa, mobiliario de jardín y unas magníficas vistas sobre los viñedos.

Capacidad para 4 personas.