Olivera de Dalt, la casa rural con más vistas a los viñedos

Se trata de una casa rural muy funcional, muy acogedora. Antiguamente formaba parte de la Olivera de Baix, dado que ocupa parte del primer piso.

Se encuentra todo al mismo nivel, con cocina americana totalmente equipada, chimenea, dos habitaciones dobles y un baño. Fuera, en el patio exterior, que se comparte con la Olivera de Baix, hay un porche, barbacoa y mobiliario de jardín.

Capacidad para 4/5 personas.