Olivera de Baix, la casa rural más versátil

Es la casa más versátil del complejo turístico vitivinícola Masia Olivera. Se trata de una casa típica de campo con dos niveles.
En la planta baja se encuentra la cocina completamente equipada, una amplia sala de estar (de unos 40 metros) y chimenea. En el primer piso hay dos habitaciones dobles y baño. Una con cama de matrimonio y otra con dos camas.
Fuera, en el patio exterior, que se comparte con Olivera de Dalt, encontrarás el porche y la barbacoa, así como mobiliario de jardín.
Capacidad para 4/5 personas.